Escrito por Tracer México el 7 de febrero de 2019

6 puntos básicos que no deben faltar en un contrato de "términos y condiciones de uso" para sitios web

Tal y como lo prometimos, esta semana hablaremos acerca de los 6 puntos básicos que no deben faltar en un contrato de términos y condiciones de uso para sitios web. 

Esperamos que te sea de mucha utilidad y sobre que puedas tener tu página web 100% legalmente protegida.

La semana pasada estuvimos hablando sobre las 4 preguntas frecuentes sobre el contrato de "Términos y Condiciones de Uso" para sitios web. Ahora tocaremos los 6 puntos básicos que debe contener este tipo de contrato, con la finalidad de tener un marco legal que cuide la relación entre el usuario y el titular del sitio, entorno a los productos, servicios o informaciones publicadas del negocio del titular en internet.

Veamos a continuación cuáles son:

1. En cuanto a los productos y/o servicios 

Es en este primer punto, donde se debe definir con claridad en el contrato el propósito del sitio web, el cuál puede ser informativo, para la venta de productos y/o servicios, u otros.

Establecer desde un principio esta información, ayuda a colocar límites y alcances en la oferta publicada a través de la página web, expresando con claridad al usuario lo que puede exigir y lo que no. 

2 . En cuanto a temas comerciales

Para aquellas personas que se dedican al comercio lícito de diversos productos, es importante establecer en este punto todo lo relacionado con precios, formas de pago, condiciones de entrega y devoluciones. 

Cabe destacar, que no es lo mismo vender zapatos que productos perecederos como leche, embutidos, y otros, por lo que es importante tener términos y condiciones de uso para determinados productos y/o servicios en un mismo sitio web. 

Además, es necesario acercarse con abogados expertos que les puedan ayudar en cubrir legalmente las condiciones comerciales específicas que cada giro del sitio maneja, y así, tener los reglas bien claras. 

3. En cuanto a las garantías

Por lo general, cuando compramos algo en una tienda física o contratamos los servicios profesionales de una persona o empresa, preguntamos por las garantías que ofrecen; por que esperamos que nuestra inversión esté protegida.

Por ello, este punto es sumamente relevante cuando se trata de comprar o contratar un productos y/o servicio por internet, ya que nos ayuda a identificar el tipo de vendedor con el que nos topamos. Si un sitio web no deja en claro esta información en su contrato de términos y condiciones de uso, es una alerta roja para dejar de navegarlo y pensar en no comprar allí. 

Por otro lado, la oferta de producto y/o servicio puede ir aparejado con una garantía la cual incluso en algunos casos es definida por la propia PROFECO.

Y en el caso, que la oferta publicada en internet no cuente con alguna garantía, se debe expresar en el contrato esta misma información para que el usuario sepa que no posee garantía alguna.

 

4. En cuanto a derechos de autor y marcas registradas

Es importante proteger uno de los intangibles más valiosos que puede tener una empresa o persona física: la marca comercial. Por ello, dentro de este contrato se debe dar a  conocer a quien pertenece los derechos y titularidad de todo lo que posee el sitio web (imágenes, música, vídeos, textos o información escrita, otros), sobre todo para aquellos que manejan diversidad de productos en su tienda en línea (sean propios o de propiedad de terceros).

Recuerda que el plagio de información u otros tipos de materiales publicados en una página web sin autorización de los titulares o dueños, puede acarrear sanciones y acciones legales que deben estar escritas en el contrato.

5. En cuanto a la relación con terceros

Es importante que si una página web permite la interacción o publicación por parte de terceros ajenos se defina el alcance de tu responsabilidad. Esto tiene que ver mucho con el blog; si se permiten subir comentarios, se debe incluir una cláusula que limite la responsabilidad por las opiniones de cada persona.

En el caso de enlazar ligas que redirijan a otros sitios web, ser claros que una vez que salieron del sitio la responsabilidad del sitio original terminó, para evitar cualquier tipo de problema.

6. En cuanto a las legislaciones aplicables

Gracias al alcance del internet en un mundo globalizado, se puede vender productos y/o servicios tanto de forma nacional como internacional.

En este sentido, la territorialidad es un tema delicado y es por eso que es importante definir el sitio o lugar donde se opera y sobre que legislación se está basando para ofrecer los productos o servicios. No son las misma leyes aquí en México que en Estados Unidos, Canadá, país de centro y sur de América, Europa, Asía, etc.

Recuerda que la mejor opción para llevar a cabo la elaboración de este contrato, son abogados expertos. Por ello, Tracer te brinda la asesoría necesaria para llevar a cabo este documento y despejar tus dudas. Agenda hoy mismo y protege tu sitio web.

Si deseas saber más sobre temas legales, contables y fiscales de tu empresa, agenda una consulta gratuita con nuestros asesores y resuelve tus dudas. Estamos a la orden para ayudarte.

Agendar cita

  Emprendedores Empresa Contratos


Comentarios

Llámanos

800 001 0792