Escrito por Tracer México el 24 de enero de 2019

7 Contratos esenciales que no pueden faltar en tu empresa (Pyme)

Todo empresario y emprendedor desea que su empresa esté protegida y resguardada. Que mejor opción, que hacerlo por medio de contratos que brinde una relación estable y segura entre los socios, empleados, proveedores y terceras personas.

Por ello, hoy queremos hablar sobre los 7 contratos  esenciales que no pueden faltar en una empresa (Pyme). Esperamos que sea de mucha utilidad. Si hay dudas, déjanos tu comentario.

Hay un dicho que dice "Más vale prevenir que lamentar" y sobre todo en el complejo mundo de los negocios. Por eso, no está de más contar con diversos tipos de contratos para guiar las relaciones y necesidades en una empresa.

Y es que, que no es suficiente gozar de un buen producto, comercialización, transporte, marketing y publicidad, asesores de ventas, etc., sino también contar con un marco legal que le permita a la empresa está segura y protegida en aspectos básicos de su operatividad como: la prestación del servicio, el arrendamiento de las oficinas, la confidencialidad de sus trabajadores con la información interna de la empresa, temas de comisiones mercantiles, entre otros.

Por eso, a continuación presentaremos los contratos básicos que en TRACER recomendamos que toda empresa debe tener para protegerse así misma y lograr la estabilidad y seguridad que necesita su negocio:

1. Acta Constitutiva o contrato social.

Hay personas que por mucho tiempo han estado operando bajo el régimen fiscal de persona física con actividad empresarial, y les a funcionado. Sin embargo, dar el paso a ser una personal moral a través de una sociedad civil o mercantil, significa que se otorga mayor confianza a clientes actuales y futuros, además de brindar seguridad laboral a sus trabajadores.

En este sentido, en el contrato social o también llamado acta constitutiva, se establecen los socios de la empresa, su aportación al capital de la sociedad, sus actividades principales a desarrollar a corto, mediano y largo plazo, domicilio social, derechos y obligaciones jurídicas propias para cada socios, y demás datos básicos relativos a la constitución de una empresa en México.

Si deseas apoyo legal para llevar a cabo este contrato, recibe una asesoría gratuita con nosotros, y con gusto resolvemos tus dudas.

2. Contrato de Arrendamiento.

Es común que empecemos rentando un lugar para tener una oficina.  De hecho hay debate de si conviene rentar o comprar.  El punto es que para el caso de que rentes, es importante celebrar un buen contrato de arrendamiento que delimite nuestros derechos como arrendatarios, qué fechas podemos utilizar el inmueble, en qué condiciones y para qué propósito, precio, entre otros.  

La posibilidad de un buen contrato, claro y en buenas condiciones, da estabilidad y permanencia a la empresa. Una buena planeación del espacio y un buen precio, puede ser factor importante para el crecimiento y tranquilidad futura.  

Documéntalo con un buen contrato.  En nuestra sección de formas legales te proponemos una alternativa gratuita.

3. Contrato individual de trabajo.

Es importante tener certeza con los empleados de la relación que los une con la empresa. Es importante tener pactado por ambas partes cuál es el sueldo mensual, cuándo inició la relación, etc.    Para protección de la empresa no se te pase tener bien documentados estos temas. 

4. Contrato de compraventa

Es común para un negocio en sus relaciones comerciales el comprar y vender bienes o servicios a terceros.  En muchos casos el objeto principal (el principal modelo de negocio) de la sociedad es justamente compraventas de cualquier tipo de cosas.   Es por ello que un contrato acorde a las actividad principal es importante. En nuestra sección de formas legales tenemos diversos contratos gratuitos.

5. Contrato de comisión mercantil

Este contrato es muy utilizado por todo tipo de empresas para hacer acuerdos con terceros que apoyen en la comercialización de productos. Tienes un acuerdo con alguien que vende tus productos.  Pero no es tu empleado, y no tienes la carga social.   Sino que lo has contratado bajo el concepto de comisionista en base a dicho contrato..  Siempre toma en consideración esta opción. Puede ser una buena alternativa para escalar tu negocio. 

6. Contrato de prestación de servicios

Se usa cuando alguien te hace algún servicio. Por ejemplo si necesitas limpiar las ventanas de tu oficina, son muy altas, no tienes quien lo haga…; puedes contratar a alguien para que lo haga.   Es un tercero, no está en tu nómina, no tienes responsabilidad laboral.   El contrato permite fijar claramente los derechos y obligaciones de las partes: ¿qué va a hacer? ¿En cuánto tiempo? ¿Cuánto va a costar? 

7. Contrato de confidencialidad.

Es importante firmar este contrato cuando compartas información sensible con un cliente, o con un proveedor, con cualquier tercero. 

Básicamente las partes se obligan a respetar el secreto y la confidencialidad de la información privilegiada de la empresa que se comparte. Es importante firmarlo al inicio de las pláticas, antes de compartir la información.   El contrato puede ser recíproco u obligar solamente a quien recibe la información.    

La información que se puede proteger, puede ser de diversas características: desde listado de clientes y comportamiento de consumo, procesos, secretos industriales,  planes de negocios, información de los clientes, información de patentes en desarrollo, datos financieros, entre otros.   Es importante establecer en el contrato alcance y consecuencias del incumplimiento y duración de la obligación de confidencialidad. 

 

Si deseas saber más sobre temas legales, contables y fiscales de tu empresa, agenda una consulta gratuita con nuestros asesores y resuelve tus dudas. Estamos a la orden para ayudarte.

Agendar cita

  Emprendedores Empresa Contratos


Comentarios

Llámanos

800 001 0792