Escrito por Equipo Tracer el 11 de septiembre de 2019

Retiro legal de dinero de una sociedad por parte de los accionistas

Un concepto legal importante; Las sociedades (empresas) tienen personalidad jurídica propia, esto quiere decir, que son personas legales sujetas por sí mismas a derechos y obligaciones, en consecuencia, su personalidad es separada de sus accionistas, de sus empleados o proveedores.

El dinero que la empresa gana y sus utilidades son de la empresa; y la empresa tiene la obligación de pagar impuestos sobre dichas utilidades.

El concepto es claro, NO ES POSIBLE SACAR DINERO DE LA EMPRESA SIN PAGAR IMPUESTOS. Deja a un lado la costumbre de “empresa pobre, empresario rico” y pon orden en la empresa. 

Drenar a la empresa, vivir de la empresa sin fortalecerla, trae como consecuencia que la empresa no tenga para pagar sus impuestos o cubrir sus compromisos. Y allí está la línea peligrosa.

Es en consecuencia importante tener orden y manejar los recursos de la empresa independiente de los accionistas, ajustándose en todo momento al presupuesto de ingresos de la sociedad.

Esto aplica evidentemente a los recursos que los accionistas sacan. En este tema hay que tener orden y realizar una planificación inteligente, que maximice los recursos.

Por esta razón les ponemos aquí algunos comentarios vinculados a distintos esquemas de retiro de dinero de una sociedad:

Pago de dividendos a los accionistas

Una forma tradicional de recibir el recurso es mediante el pago de dividendos. Dividendo es pago realizado a los accionistas como distribución de utilidades de la empresa. Al pago los accionistas deben pagar impuestos sobre la renta. En ese caso la empresa no recibe deducción del impuesto sobre la renta corporativa por los pagos de dividendos, excepto si dichos montos ya han pagado impuestos y se reciben de la Cuenta de Utilidad Fiscal Neta.

Los pagos de dividendos se decretan mediante reunión ordinaria de socios.

Cobrar un sueldo de la empresa

Otra forma de recibir recursos es cuando los accionistas (o dueños) cobran sueldo de la empresa. Esta circunstancia se da de hecho, cuando los accionistas se encuentran en el día a día de las operaciones y si la empresa puede pagarla. 

Pero existen ocasiones en que el monto a pagar es excesivo al grado de desfondar la empresa. Si te preguntas ¿cuánto sería un sueldo razonable?, quizás la respuesta la encuentres si te fijas en cuánto te costaría pagarle a un tercero que haga lo mismo que tu haces.

El monto debe estar determinado por el tamaño de la empresa y ser razonable. Sacar lo necesario para dejar sobrantes para que la empresa pueda crecer mediante re-inversión de utilidades.

En todo caso es necesario la debida alta en el IMSS y el contrato laboral claro que detalle funciones y relaciones de subordinación dentro de la empresa.

Prestar recursos monetarios a la empresa

Es común que sean los accionistas los que en ocasiones le prestan dinero a la empresa, en este esquema el accionista se convierte en el banquero y en ese caso, la empresa paga intereses al accionista, mismos que deben de tener tratamiento de pago de interés para efectos fiscales.

Comisionista por ventas

Aquellos accionistas que cierren ventas y tengan clientes de la empresa entre su círculo de conocidos. En ese caso, es posible cobrar una comisión por dichas ventas. Ese retiro se podrá hacer mediante el tratamiento de asimilados a salarios o bien de actividad empresarial.

Vender insumos o materiales a la empresa

Cuando uno de los accionistas le vende cosas a la sociedad, se puede dar el caso de que alguien tenga alguna distribución de algo que requiere la empresa y se lo vende con un margen de utilidad por conseguir dicho producto o servicio.

En estos casos, incluso, si el negocio lo hace un familiar y un no socio, podría tributar en el RIF para obtener más beneficios fiscales.  

Arrendar bienes muebles o inmuebles

Este es un esquema muy utilizado de retiro de recursos de la empresa de forma legal. En este esquema es conveniente tomar en consideración cuáles son los activos que tiene el accionista que la empresa requiere y que sean rentados a un precio razonable.

De parte del accionista esta actividades es empresarial de ingresos por arrendamiento, por lo que su tributación puede ser en actividad empresarial y profesional.  

Servicios profesionales independientes

Dentro de esos servicios profesionales pueden contemplarse asesorías en diversidad de áreas a la empresa, por ejemplo, ventas, mercadotecnia o temas de consultoría administrativa. El accionista se constituye en asesor de la empresa y por esa razón tiene un ingreso.

Es importante que el servicio sea de acuerdo a las capacidades particulares del accionista y deberá de existir un contrato de prestación de servicios y expedir el accionista comprobante de honorarios.

Esperamos que ésta información te haya sido de mucha utilidad. 

Si deseas saber más sobre temas legales, contables y fiscales de tu empresa, agenda una consulta gratuita con nuestros asesores y resuelve tus dudas, haz clic abajo para recibir asesoría por parte de especialistas.

 

Si deseas saber más sobre temas legales, contables y fiscales de tu empresa, agenda una consulta gratuita con nuestros asesores y resuelve tus dudas. Estamos a la orden para ayudarte.

Agendar cita

  Empresa Inmueble accionistas Servicios profesionales dividendos


Comentarios

Llámanos

800 001 0792